Visor de contenido web

1.    Espacios y elementos naturales protegidos

Los espacios y elementos de interés naturalístico de Idiazabal son los siguientes:

1.1.- Areas de interés faunístico

Existen en el término municipal de Idiazabal un área que, dada la presencia en la misma de una comunidad faunística de interés, procede preservar y proteger dado que en ella se integran zonas de importancia para su reproducción, ó para otros aspectos de su biología (campeo, migración, etc.).

Dicha área está específicamente vinculada a una especie animal incluida en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas y que cuenta con un plan de gestión aprobado. Se trata de la correspondiente al visón europeo (Mustela Lutreola). Esta especie, en el citado Catálogo, está incluida en la máxima categoría de protección, denominada «en peligro de extinción».

El Plan de Gestión correspondiente a la especie citada fue aprobado mediante la Orden Foral de 12 de mayo de 2004. El área de interés especial para dicha especie en el término municipal de Idiazabal corresponde al río Oria , entre el punto de confluencia con el río Ursuaran y el límite municipal con los términos Segura y Mutiloa.

Se trata de un àrea, ó espacio lineal, con un desarrollo longitudinal aproximado de 2 Km, que procede tratar y preservar en las condiciones adecuadas, con el objetivo prioritario de asegurar la protección de la citada especie.

Esta área definidas conforman un ámbito espacial superpuesto a otros ámbitos protegidos por sus respectivos condicionantes (ZEC del Alto Oria, entre otros).

1.2.-  Areas de vegetación de interés naturalístico

En el término de Idiazabal se localizan determinados hábitats que por su vegetación de interés naturalístico justifican la adopción de medidas de  protección y preservación de sus valores, más aún cuando han venido experimentando una progresiva degradación y reducción superficial. La protección de este patrimonio natural y cultural del municipio, supone así mismo un factor positivo para la conservación, protección y mejora del medio ambiente en general, y de la biodiversidad en particular.

Las unidades de vegetación que han sido identificadas e incorporadas a este condicionante superpuesto son las siguientes:

Vegetación de ribera autóctona: formaciones más o menos extensas, con predominio de alisos y fresnos.

Bosques y bosquetes autóctonos: formaciones de aliseda cantábrica, abedular, robledal acidófilo, hayedos acidófilo, hayedo-robledal, bosque mixto de frondosas y tocornal.

Hábitats naturales de interés comunitario cuya conservación requiere la designación de zonas de especial conservación y que quedan recogidos  en el Anexo I de la Directiva Europea Habitat (92/43/CE).

Específicamente el “Bosque (hayedo) de Lizarrusti”, que se encuentra incluido en el Catálogo Abierto de Espacios Naturales Relevantes por reunir una muestra representativa de distintos ecosistemas de la Comunidad Autónoma Vasca.

1.3.-  Monte de utilidad pública

Se ha incorporado el área del municipio correspondiente a los Montes de Utilidad Pública en función del Decreto Foral 108/1995, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el nuevo Catálogo de Montes de Utilidad Pública de Gipuzkoa. (BOG nº 230 de 1995-12-04).

 

2.- Red de Corredores Ecológicos

La  Red de Corredores tiene como objetivo principal fomentar la conexión y la coherencia ecológica de la Red Natura 2000, tal y como establece el artículo 10 de la Directiva 92/43/CEE del Consejo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

La Dirección de Biodiversidad del Gobierno Vasco ha redactado en 2005 un estudio sobre la Red de Corredores Ecológicos a escala de la CAPV.  Si bien no ha sido aún tramitado y aprobado, resulta justificada su consideración como referente para la formulación del presente condicionado superpuesto.

Según el citado estudio, el extremo meridional del término municipal de Idiazabal queda incluido en el corredor de enlace entre los espacios-núcleo de Sierra de Aralar y la Sierra de Aizkorri.

Siendo el, objetivo estructural el de la preservación de las condiciones de conectividad ecológica de este corredor de enlace, los criterios de intervención sobre el mismo van dirigidos a la prevención de impactos, conservación y, en su caso, restauración de elementos de vegetación natural, explotación sostenible de los aprovechamientos agrícolas, forestales, ganaderos y cinegéticos.